Buscar en este blog

viernes, 22 de mayo de 2009

- LAS NECESIDADES DEL PERRO (parte 1)





Te has preguntado lector, ¿porqué tienes a Fido en casa? ¿Para qué lo compraste/adoptaste/aceptaste/recibiste?? ¿Ah? ¿Te has preguntado??

Hay muchos motivos por los que las personas deciden tener un perro. Yo los clasificaría en cuatro grandes grupos:

1) Económico o afán de lucro: es decir reproducir para vender. Acá entran todos los mercachifles. “Cachineros” (se les dice en Perú) de perros.

2) Protección: “quiero un perro para que cuide mi casa”.

3) Emocionales: aquí caemos la mayor parte de los dueños de perros (yo me incluyo por supuesto).

4) Sin motivo: tal vez este grupo es el peor de todos. Compran un perro y no saben para qué diablos lo compran:

- es que era tan lindo, parecía un osito
- o porque el precio era una ganga y no podían ser tan tontos de dejar pasar la oportunidad y cuando llegan a la casa –¡oh sorpresa!- de pronto descubren que el perro come, orina, se caga, se enferma, crece… En fin…recién se dan cuenta que el perro tiene también necesidades.


Ya que no nos interesan en absoluto los motivos uno, dos y cuatro, me ocuparé del motivo que mueve a las personas a tener un perro: el motivo EMOCIONAL.
A este grupo a su vez podría dividirlo en subcategorías:

A) los que tienen un perro para satisfacer su ego (el de ellos, no el del perro):
- tengo un reloj de marca A,
- tengo un auto marca B,
- tengo un celular último modelo, marca C
- tengo el último iPod con lucecitas, marca F
- mi perro tiene que ser marca M…perdón…de raza M
(“full pedigree” –como dicen ridículamente en Perú-. Es decir “con papeles”).
En resumidas cuentas, estas personas necesitan un perro para que les alimente su ego (como la cola del pavo real), convirtiendo al perro en un accesorio más, un objeto para mostrar a los amigos y poder inflar el pecho. En este grupo entran todos aquellos que pagan descabelladas sumas de dinero por un cachorro (varios cientos e incluso miles de dólares -vaya si los he visto-) y que sin embargo se resisten a “gastar” en vacunas o en algún tratamiento o procedimiento que el animal necesite; así como también aquellos fanáticos de las razas puras y de los desfiles caninos.

B) Los que tienen un perro como juguete de sus niños. Siendo la típica frase: Doctor, quiero un perrito para mi hijito (ver). Y cuando el perro muerde al niño ya sabemos qué es lo que sucederá, ¿cierto?


C) Finalmente, aquí estamos tú y yo lector. Pertenecemos a este grupo. Aquí estamos todos los que compartimos ese sentimiento especial por nuestros quiltros: EL AFECTO. Llámalo cariño, llámalo amor, compañerismo, lealtad, amistad…en fin…



Los que pertenecemos a este grupo, a nuestros perros:

- les ponemos un nombre
- les ponemos ropita
- les organizamos concursos de belleza
- los bañamos
- les hacemos fiestas de cumpleaños
- los sobreprotegemos
- los llevamos en brazos, en bolso o en cochecito
- les ponemos zapatitos
- les organizamos matrimonios (horror de horrores)




- les cortamos el pelo (y con estilo)
- les colocamos listoncitos sobre el pelo
- les teñimos el pelo
- les ponemos perfumes
- tienen su Halloween
- les pintamos las uñas
- les compramos disfraces
- les ponemos toallas higiénicas cuando les viene “la regla”
- les damos de comer en la boca
- les damos golosinas,
- les compramos el comedero computarizado último modelo
( sigue tú con la lista, lector)

Yo te pregunto:
¿Al perro le interesa algo de aquello?
¿El perro necesita algo de aquello?

Me leíste el pensamiento…


A NUESTROS PERROS TODO AQUELLO LES IMPORTA UN CARAJO: NO LO NECESITAN.




Otra pregunta:
Cuando hacemos alguna de las cosas que te mencioné arriba...

...¿las necesidades de quién se están satisfaciendo??
¿Las de tu perro?

Nones…

Haciendo todo aquello, las únicas necesidades que estamos satisfaciendo son las del HUMANO. Lo hacemos porque necesitamos expresar nuestro AFECTO hacia nuestros canes creyendo que de este modo ellos se sentirán felices y agradecidos por aquel gesto: mi dueño es lo máximo, me ha comprado dos pares de zapatos de cuero de gato....

Sí, parece gracioso pero no lo es. Y es que esto de ser veterinario es un negocio muy fregado, ya que como es sabido en todo negocio hay que complacer al cliente, ¿verdad? Pues aquí (y como ser veterinario es poner en primer lugar el bienestar de mi paciente) muchas veces tengo que decir cosas que al cliente no le gustará escuchar –o leer-. Es en este punto donde las necesidades, o intereses del cliente (dueño) colisionan frontalmente con las de su perro como dos trenes en sentido contrario a 100 kmh.



La mayor parte de dueños cree que con el hecho de brindarle agua, alimento y un techo dónde dormir, hacer algo –o todo- de lo mencionado arriba, además de brindarle mucho, pero mucho amor y cariño será suficiente para satisfacer las necesidades de su can:
como animal,
como especie,
como raza,
como temperamento (léase "personalidad").

Entonces escucho tu pregunta:
...o sea que si todo eso no satisface las necesidades de mi perro…¿qué diablos las satisface??
Eso, querido lector, es el tema de otro post. Mientras tanto reflexiona, rumia, digiere lo que acabas de leer.




Hasta la próxima.

5 comentarios:

Gary Rivera dijo...

ya extrañaba tus entradas!!
Por ahora no tengo a un hijito de 4 patitas y excesivamente velludo!! porque se que por ahora no puedo tenerlo . Y lo he venido aplazando porque se que necesita de todos sus cuidados.
Un gran abrazo!

Miyita dijo...

Mi peki nu es como le llama su veterinario, necesita caminar, caminar,caminar, oler, husmear, chismosear con los amigos con cola, trepar por la ventana del escritorio que da a la escalera hasta la azotea (no se asusten a los pocos centímetros está el escalón)ladrar cuando suena el timbre o cuando llega el gasero (conste, nadie le enseñó son sus perrunicosas)treparse a mi escritorio y caminar encima para avisar que ya es hora de jugar con su perro o comer un "bocadito", necesita saber que hay en las bolsas de la compra, lo que me estoy preguntando seriamente es si realmente necesita trepar al filo del balcòn (obviamente bien agarrado por mí) para caminar por allí como si fuera gato?, necesita lloriquear como si lo estuvieran ahorcando cuando sale corriendo por las escaleras (seguido por mí tomada de su correa) a pesar que sale a diario? necesita ladrarle a todo para que se alejen de mi lado, sea papá o hermano humanos? por que según él yo soy su mama suyita de él y de nadie más y no admite competencia? y no se... ¿será?

Princesa Mary dijo...

La típica Paris Hilton con su Chihuahua colgando de la cartera...

La verdad, es que nunca he estado muy de acuerdo con teñirlos ni ponerles ropa ridícula (e incómoda), aunque tengo que aceptar que si he vestido a mis perritas y hasta hace poco le compraba collares con decoraciones hermosas a mi gata, hasta que me di cuenta de que la estaba torturando... buena entrada... me sentí algo culpable, excelente blog!

Anónimo dijo...

Hola estimado Doctor G

Interesante post, sabes yo también he cuestionado (me incluyo) los motivos por los cuales uno tiene una mascota…

Respecto al aspecto EMOCIONAL es cierto y creo que luego se vuelve mutuo es decir tanto uno como el perrito o mascota nos terminamos necesitando uno al otro, se crea una relación muy estrecha, un afecto profundo, yo también considero a las mascotas como los mejores amigos des-estresantes después de una ardua, dura o difícil jornada de trabajo

En realidad para tener una mascota no basta el cariño, es imprescindible asumir responsabilidades (y presupuesto) porque es un ser vivo que siente y tiene necesidades que deben ser cubiertas si queremos verlo crecer sano, feliz y alegrando nuestros días

Bueno esto +/- mi orden de deberes para con mis felinas u otra mascota que tuviera:

- Alimentación balanceada
- Agua fresca disponible siempre
- Lugar seguro, higiénico y cómodo para dormir (cada una tiene su camita y sus mantitas para el frío son lavadas semanalmente)
- Definir lugar para sus necesidades fisiológicas (cajas y arena especial para gatos)
- Un rascador o rascadores para que afilen sus uñas en el caso de tener felinos (as), aunque cuando están demasiados grandes y filudas yo les corto las puntitas
- Baño
- Espacio para que puedan jugar, estirarse y juguetes
- Tiempo dedicado, es decir asignar tiempo cada día para jugar con ellos (as), acariciarlos, revisarlos que todo anda bien, intercambiar cariño 
- Antipulgas
- Desparasitar
- Vacunar (creo que en el caso de perritos esto es primero)
- Leer, informarme sobre sus hábitos, enfermedades, etc.

Todo lo mencionado salpicado de mucho amor, cariño y dedicación

De esa larga lista que mencionas incluido el horror de horrores: organizar matrimonio jajaj solo he hecho: ponerles nombre y bañarlos porque para el resto se necesita harto tiempo libre y dinero disponible

En mi caso tengo 3 felinas y mi presupuesto anda demasiado ajustado – por no decir que hago malabares – como para hacer regalitos en realidad un poco superficiales, yo les hago juguetes artesanales y/o acondiciono lugares para que tengan en que distraerse

A la espera de tu siguiente post y esperando consejitos también para los que tenemos felinos (as)

GRESA

P.D. que linda Michalina en su árbol, siempre ha sido uno de mis deseos tener un jardín grande y al menos un árbol grandote para que mis felinas trepen y se distraigan

Anónimo dijo...

Bueno los perros si sienten el frio,el calor,a diferente temperatura pero igual la sienten! y además se ven hermosos... jaja!jamás los tendría en un techo ó a la interperie y menos con éste frio invierno,seria muy cruel,estamos para protegernos y cuidarnos mutuamente, asi que por mi parte les seguiré vistiendo lindo,y consintiéndoles como a hijo,porque los hijos con el tiempo se van menos ellos,a menos que tuerzan el pico!