Buscar en este blog

domingo, 28 de diciembre de 2008

- JACK LONDON



Estimado lector, hoy he querido rendir un pequeño homenaje a uno de mis escritores favoritos, el genial: Jack London (1876 - 1916).
London fue amante de los perros y la naturaleza. Vivió un tiempo en la gélida región del Yukon en Canadá, lo que le permitió ser testigo privilegiado del trato despiadado que recibían los perros de los trineos. El fragmento que voy a compartir contigo pertenece a su obra The Call Of The Wild, y trata de la vida de Buck, un noble y enorme perro, que fue robado y vendido a los traficantes de perros en esa zona de Canadá.
Luego de pasar miles de penurias, hambre, y de haber conocido sólo el garrote sobre su cuerpo por parte de los humanos, finalmente encuentra al hombre que cambia su vida para siempre. Espero que lo disfrutes...

(...) Este hombre le había salvado la vida, lo cual era ya bastante, pero, además, era el amo perfecto. Otros hombres se ocupan del bienestar de sus perros por sentido del deber o por conveniencia; él lo hacía como si se tratara de sus propios hijos, porque no sabía hacerlo de
otro modo. Y no sólo eso: jamás olvidaba saludarlos amigablemente o decirles unas palabras de aliento, y disfrutaba tanto como ellos cuando se sentaba y les contaba cosas (él lo llamaba "charlar") durante largo rato. Tenía una forma peculiar de agarrar rudamente la cabeza de Buck entre sus manos y, mientras apoyaba la suya sobre la del animal, lo empujaba hacia atrás y luego tiraba de él hacia delante una y otra vez mientras le decía groserías, que para Buck eran palabras de amor. Buck no conocía mayor felicidad que ese rudo abrazo y el sonido de esas palabrotas. A cada sacudida, le parecía que el corazón se le iba a salir del pecho, tan grande era su éxtasis. Y cuando lo soltaba, y Buck se ponía en pie de un salto, y se quedaba inmóvil, sonriendo con la boca entreabierta, los ojos elocuentes y al garganta vibrando con sonidos no musitados, John Thornton (quien salva a Buck) exclamaba con respeto:
Dios, si sólo te falta hablar!
A su vez, Buck le expresaba su amor con un gesto similar a la agresión. A menudo agarraba con la boca la mano de Thornton y la cerraba con tanta fuerza que la marca du sus dientes quedaba durante algún tiempo en la carne de su amo. Pero, al igual que Buck interpretaba los insultos del hombre como palabras de amor, éste también comprendía que ese mordisco era una caricia.

Sin embargo, Buck generalmente expresaba su amor adorando de lejos a su amo. Aunque se volvía loco de felicidad cuando Thornton lo acariciaba o le hablaba, no buscaba esas muestras de afecto (...), a Buck le bastaba adorarlo de lejos. Pasaba horas, ansioso y alerta, pegado a los pies de su amo, mirándole la cara, deleitándose en ella, estudiándola, observando con el mayor interés cada expresión efímera, cada rictus o cambio de humor. O se ponía más lejos, a un lado o detrás de él, y observaba la silueta del hombre y los movimientos ocasionales de su cuerpo. Y, a menudo, era tal la comunión existente entre ellos, que la fuerza de la mirada de Buck hacía volver la cabeza a John Thornton, que se quedaba mirándolo a los ojos, sin decir palabra, transmitiéndole todo su afecto, al igual que lo hacía Buck...

6 comentarios:

Miyita dijo...

Hola Dr.G, que relato tan bello y enternecedor. Quería aprovechar para preguntarte algo que le pasó a mi perrito, tiene 12 años, pesa 5.9 kg.es cruce de pekines, activo, jugetón, come muy bien su comida balanceada perruna en navidad le administré sus gotas tranquilizantes como me aconsejó su veterinario que haga. Ayer domingo en la mañana sin haber salido ni hecho ejercicio presentó un encogimiento de la pata delantera derecha, torcía su cuerpo sobre el mismo lado, mirada fija, respiración entrecortada, labio parte superior derecha contraida, no podía caminar y pensé que se caería, me acerque a él y lo masajee suavemente como suelo hacer siempre para tranquilizarlo o darle masajes, duró unos segundos. Lo trasladé inmediatamente a la clínica donde lo atienden, tenía 39.9 temperatura y lo dejamos en observación, a las 2 horas tenía temperatura normal, no le pusieron nigún medicamento (le recetaron amoxicilina suspención) pero no me dieron una explicación de que puede haber sido esto. Pensé en un problema neurológico o uno coronario, el interno que me lo entregó me sugirió hacerle unas pruebas coronarias, ahora lo tengo en casa tratando que haga su vida normal (siempre está a mi lado así que es facil para mi darme cuenta si tiene algún problema) estoy muy preocupada con esto, ¿qué exámenes crees que deba hacer?. Espero tu respuesta agradecida de antemano. Un abrazo.

Doctor G. dijo...

Miyita,
Pekinés de 12 años con esos signos clínicos me sugieren un episodio cerebro-vascular o un suceso epileptiforme. Sería bueno una base de datos mínima para empezar: hemograma completo, bioquímica sanguínea (perfil renal y hepático), entre otros. Me gustaría saber a qué pruebas coronarias se refiere el colega.
Veo que eres una dueña muy meticulosa y observadora. Espero haber aclarado tus dudas. ¡Suerte!

Un abrazo.

Miyita dijo...

muchísimas gracias Dr. G, tu colega mencionó dos pero la verdad no recuerdo los nombres, voy a pedir las pruebas que me dices al veterinario lo antes posible, un abrazo grande y de nuevo muchísimas gracias por tu respuesta.

Minini dijo...

:) Yo leí: "Colmillo Blanco" y "El país del oro" (o "The faith of men" según veo) cuando era niña. Recuerdo que mi papá nos compraba muchos libros perfectos para niños y entre estos teníamos una colección de grandes obras, en esa colección me encontré con estos dos maravillosos libros. Ahh....bonitos recuerdos! (buscaré mis libros)

Muchos éxitos el año que viene Dr.!

Punto aparte: Debería haber sanción no solo para los vendedores de pirotécnicos sino para quienes los usan!!! Qué insoportables!

Gary Rivera dijo...

Saludos!!
escribo para desearte un feliz año!! que todo lo maravilloso del universo te suceda a ti!
Un enorme abrazote!!

Doctor G. dijo...

Minini,
si tuviera que elegir sería Colmillo Blanco. Libro que recomiendo a todos los amantes de los perros.
Totalmente de acuerdo contigo con respecto a los pirotécnicos: cuál es la gracia de hacer tanto ruido, asustar a muerte a los animales y además contaminar el ambiente??
Muchos éxitos para ti también este 2009!!!

Gary:
Muchas Felicidades para ti y familia este Nuevo Año, muchas gracias por tus deseos.

¡Un abrazo!