Buscar en este blog

miércoles, 31 de diciembre de 2008

- DOCTOR, ¿QUÉ ES ESE BULTITO?






Ésta es una de la preguntas que los veterinarios recibimos con mayor frecuencia. Y lo "gracioso" de esto -por no decir patético- es que muchas veces los dueños llaman por teléfono a la clínica y hacen esta pregunta a distancia con la esperanza de que les demos el diagnóstico certero, sin ver ni tocar al paciente, sin hacer pruebas ni nada. Imposible.

Más de una vez me han llevado algún perro o gato presentando un bulto en alguna parte de su cuerpo, para un diágnóstico. Al comunicarle al dueño la necesidad de realizar pruebas auxiliares -especialmente biopsia e histopatología- para tener el nombre y apellido del tumor, con frecuencia he recibido esta respuesta: qué, ¿así no más no puede decirme qué es? ...¡Plop!

Si bien es cierto que dependiendo de la experiencia del doctor, la edad del animal, sexo, características del bulto (color, tamaño, velocidad de crecimiento, encapsulado o diseminado, dolor, etc), la localización geográfica, entre otros; el veterinario puede dar un diagnóstico presuntivo, de todos modos necesitará realizar una biopsia e histopatología para llegar al diagnóstico definitivo.



Supongamos que el bulto se encuentra en la zona del cuello (foto) de su paciente y el doctor sospecha de cuatro posibles patologías -por ejemplo- que pueden estar causando el problema: esto puede ser un adenoma, un adenocarcinoma, un linfoma, o un mucocele salivar, piensa. Entonces, ¿qué es lo siguiente que este doctor sugerirá el dueño?
Exacto.
Le solicitará realizar una biopsia e histopatología.
¿Y en qué consiste esto?
Bajo anestesia local o general (dependiendo del caso) se extrae una porción del tumor, se guarda en una solución preservante y se envía al Patólogo Veterinario para su evaluación y diagnóstico definitivo. Lo que hace el patólogo es bien interesante: una vez que recibe el recipiente con el tumor dentro, lo extrae, lo sumerge en diferentes soluciones para fijarlo. Seguidamente lo coloca en una pequeña máquina rebanadora y realiza varios cortes microscópicos como si se tratara de cortar jamonada.


Los casi invisibles pedacitos que obtiene los enfrenta a diversos colorantes con la finalidad de hacer visibles las numerosas estructuras celulares del tumor. Luego de un estudio minucioso en el que este doctor observa bajo el microscopio la arquitectura del tejido enfermo, el tipo de células presente, el tamaño de las organelas celulares, etc, etc; recién entonces está en condiciones de emitir su diagnóstico definitivo, es decir, nos dará el nombre y apellido del tumor.


A partir de aquí el veterinario tratante estará en condiciones de emitir un pronóstico y de plantear un protocolo de tratamiento. Porque cada tipo de tumor puede tener un tratamiento diferente: cirugía, quimioterapia, criocirugía, radiación, etc.,



Así que ya sabes, amable lector. Si alguna vez tu mascota presentara algún bulto sospechoso y tu veterinario te recomienda este tipo de exémenes, debes alegrarte por tener un doctor preocupado por llegar al fondo del asunto y dar el tratamiento específico para solucionar el problema de tu animalito.

Por favor, desconfía de aquel que te dice su diagnóstico al ojo y que te lo va curar sí o sí con alguna inyección maravillosa. Lo más probable es que ese señor ni siquiera sea un verdadero doctor, acá en Perú hay muchos empíricos como ese, lamentablemente. En tus manos está la elección.
------------------------------------
AVISOS PARROQUIALES:
Este es el último post del 2008. Quiero agradecer a todos ustedes, estimados
lectores, por su interés en este blog, por sus comentarios y sus e-mail. La cantidad de visitas recibidas ha rebasado mis más entusiastas expectativas. Asismismo quiero desearles muchos éxitos para este Año Nuevo 2009 que se avecina. Si Dios quiere, el próximo, seguiremos en la brega de brindar información de primera mano, y con ello, lograr una mejor calidad de vida para nuestras mascotas y obtener asimismo una mejor interrelación con ellos.
Muchas Gracias.

5 comentarios:

Eduardo dijo...

Asi al ojo ,y creo que acerto, el veterinario me dijo que mi foxterrier era alergico al pollo pues le habia salido una gran y dura erupcion en la pata trasera (confundia al principio por el con TUMOR) curada con una inyeccion... Ayer una pierna de pollo fue encontrada por mi perro y al dia siguiente le salio otra erupcion en el lomo, esta toda destrozada y da pena ver al perro mordiendola y luego lamiendola quiza por el dolor... Acaso tendra que recibir esa inyeccion cada vez que coma pollo?

Doctor G. dijo...

Eduardo:

si tu perro es alérgico al pollo...
...¡¡¡que no coma pollo!!!

Doctor G.

Lady Ruth =) dijo...

Orale que interesante, pues ya sabre para cuando se me presente, saludos desde torreon, bye

Anónimo dijo...

Patricia,
Mi perrita le salio uno en el cuello, toy preocupada porqur no tengo recursos, la amo es como mi hija, la estoy llevando a una veterinaria municipal, se lo van a sacar cn cirugia, pero como hay recursos no sin enviadas a biopcia, toy preocupada me da miedo que valla hacer algo maligno y no lo sepa. Que puedo hacer?

Marsella dijo...

Hola, disculpa que pasó con tu perrita? Mi perrito también tiene una bolita blanda en el cuello y estoy como tu no tengo recursos y no se que hacer, me siento desesperada