Buscar en este blog

domingo, 13 de julio de 2008

- EL "OLOR A PERRO"



Con mucha frecuencia vienen dueños con la siguiente inquetud:
Doctor, qué puedo hacer para que Fido no huela a perro??

Debemos distinguir dos dos situaciones opuestas :

1) animal sano/susceptibilidad olfativa del dueño.
2) Animal enfermo o que presenta alguna condición patológica.

Primer caso:
El animal tendrá un olor o humor completamente normal, propio de cada individuo (todos los animales lo tenemos). Este olor puede ser más notorio en determinadas razas como Basset Hound, Ovejero Alemán, Sharpei, por mencionar algunas. Existe una condición fisiológica en las hembras (celo) en la que la perra tendrá un olor sui generis que durará unos quince días en promedio. Debo mencionar además que el umbral olfativo varía de una persona a otra, siendo la captación del olor una condición básicamente subjetiva. Así, lo que a mí me parece inaceptable (olfativamente hablando) a otra persona no le causará mayor molestia. Si tú eres de las personas que son muy sensibles a los olores de los animales (en este caso del perro) y te parece inaceptable el humor propio de un perro sano, te recomiendo que por tu bien-estar y el de tu futura mascota, te abstengas de llevar un perrito a casa. No existen shampús, lociones mágicas, pócimas, inyecciones, pastillas y demás, que quiten el “olor a perro” (uno de los aromas más agradables que puede haber en la naturaleza es el del tierno cachorrito que se acerca a nosotros para darnos un beso en la cara).
Otra causa de olor en el perro sano es el que proviene de sus glándulas anales. Estas glándulas deberían de exprimirse o vaciarse una vez al mes (generalmente durante el baño), con este sencillo procedimiento evitas que tu perro presente problemas como impacción/abceso/infección de estas estructuras.

Segundo caso:
Si el animal presenta una condición patológica es preciso ubicar la “fuente” de aquel olor. Las patologías causantes de olores desagradables que se presentan con mayor frecuencia son :

1) enfermedad periodontal : ¿cuándo ha sido la última vez que llevó a su mascota para que le realicen su profilaxis dental ? Si su perro (o gato) es mayor de un año y nunca le han hecho este procedimiento : ¡cuidado ! puede estar en problemas.
2) Problemas de piel : las alergias e infecciones de la piel -entre otros- son causa frecuente de mal olor.
3) Problemas de oído u otitis : las infecciones de oído también son causa
frecuente de mal olor.
4) Problemas renales : la insuficiencia renal en su fase crónica produce un
típico aliento amoniacal en los animales.

Lo dicho anteriormente es sólo una aproximación muy general, y por cierto, existen otras condiciones causantes de malos olores. El único que está capacitado para diagnosticar y tratar cada una de las distintas patologías es el Médico Veterinario, quien le brindará el tratamiento más conveniente en cada caso.
Resumen:
1)Olor normal = perro sano --- no soportas olor ---- no tengas perro.
2) Olor anormal ---- llévalo al doctor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Con todo respeto para el autor del artículo.
Sería de utilidad revisar el tema del drenaje de las glándulas anales, he estado investigando con algunos médios veterinarios experimentados y en algunas literaturas que este procedimieno solo es necesario en caso de impactación, de lo contrario no hace falta realizar el drenaje ya que en condiciones normales estas glándulas no producen malos olores.
gracias.

Doctor G. dijo...

Gracias por tu comentario,

te comento que estoy preparando un artículo al respecto que será publicado pronto.

Mariana dijo...

Digo yo ¿Y los pobres perritos, que con su super olfato tienen que soportar el "olor a humano"? Y ellos nunca se quejan de nosotros.