Buscar en este blog

viernes, 9 de enero de 2009

- ¿PORQUÉ ME COBRA LA CONSULTA?



Aunque no lo creas lector, todavía me sorprendo cuando algunos me hacen esta pregunta. He tratado y tratado de averiguar el motivo que lleva a estas personas a dar por sentado que el servicio de los veterinarios debe ser gratis; pero en el intento he quedado con mi cerebro con el aspecto de un huevo frito.

Hace poco encontré una sabrosa historia, cuento o metáfora en donde el autor responde la pregunta que es el título de este post. Va a continuación...


No te voy a regalar 6 años de facultad...
Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla...
Un buen ejemplo es el caso del ingeniero que fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja... una computadora que valía 12 millones de dólares. Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato. Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo. Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente. El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.
- ¿Cuánto le debo? - preguntó.
- Son mil dólares, si me hace el favor.
¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada! Le pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que lo justifique.
El ingeniero asintió con la cabeza y se fue. A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza y procedió a pagarla en el acto, sin chistar.

La factura decía:
Servicios prestados:
Apretar un tornillo........................ 1 dólar
Saber qué tornillo apretar................. 999 dólares


... Como decía el gran Ricardo Palma:

Y vieja, pelleja, saca tu moraleja.






12 comentarios:

Gary Rivera dijo...

Pues si, es una mala costumbre, pero tal vez es en realidad culpa del mismo veterinario. Tal vez se deberia adoptarla costumbre de su "equivalente" para Humanos, es decir cuando tu vas al medico, antes tienes que pasar por un "peaje", la recepcionista, la que se encarga de cobrar y ver la parte monetaria del asunto. De manera que tampoco se le involucre al veterinario directamente con el dinero.

Ademas que de por si tenemos la malisima costumbre de querer hacernos los vivos y evitar pagar si se puede.

Buen POST!! un enorme abrazo!

Doctor G. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, mi estimado Gary.

Saludos.

Miyita dijo...

Vaya cosa. Es cierto algunas personas quieren pasarse de vivas y aprovecharse de los demás. No recuerdo donde lei que todo trabajo debe ser remunerado. Eso de la secre es una gran idea siiiiiii. Un abrazo y buen fin de semana.

♥TERE♥ dijo...

La verdad me sorprende tu entrada, jamas se me hubiera ocurrido preguntarle eso a Raul nuestro veterinario, es tu trabajo, como yo tengo el mio, es verdad que a veces no cobro algun que otro servicio, pero es mi eleccion, nunca me preguntaron por que cobro.

Bueno, me alegra que cobres y vivas de ello.
Un abrazo.
Tere.

Mónica dijo...

Hola, muchas gracias por leer mi blog, :-) Excelente la historia para definir el tema de los cobros a la perfección. Me admira la gente que tiene tan definida su vocación desde niño, es una bendición, te felicito, yo estoy en esa búsqueda aún. Que se le va a hacer, mejor tarde que nunca!, Gracias por tu comentario.

Saludos desde Buenos Aires.
Mónica.

nayr dijo...

Hola, soy Miryan (nayr) del blog http://perrosdecasa.blogspot.com/
sólo quería comunicaros que se os han otorgado unos premios en mi blog, cuando querais pasaros a recogerlos
Os lo pongo aquí ya que no veo ningún otro contacto

Anónimo dijo...

deberias pensarlo de otro modo. eres de la san marcos. quién te pago la carrera? pues nosotros,los contribuyentes. has hecho algo que contribuya continuamente, no en campañitas, con la comunidad que permitio que tengas los estudios que recibiste? ojala que si.

Anónimo dijo...

jaja! Yo no soy veterinario, soy diseñador web y he pasado por situaciones similares. Hace poco una persona que conoci en un bar y se enteró que soy web designer me dijo, "pero que bueno que te conocí, pues necesito un sitio en internet, vamos a platicar" y luego increíble, "...pudiera haber un pago". Lo pueden creer? Un sitio en internet me toma semanas y a veces meses para hacer además de años de experiencia y estudio que he tenido que invertir, sin mencionar los costos de operación de mi negocio y esta persona piensa que se lo voy a hacer gratis??? Por lo menos yo nunca esperaría contratar a un albañil para que me hiciera un cuarto y que me lo hiciera de a gratis ni ir a un doctor a que me operara una hernia y no me cobrase. Que es lo que pasa por la mente de estas personas? Yo la verdad no cobro menos de 2000 dólares por un sitio en internet y aun así, siento que mi trabajo vale mucho más, digamos unos 5000 dólares pero en fin, hay gente que no sabe valorar el trabajo de las demás personas.

Mónica dijo...

Perdón que me meta, pero... me querés explicar vos, el anónimo que habla de que... "deberias pensarlo de otro modo. eres de la san marcos. quién te pago la carrera? pues nosotros,los contribuyentes. has hecho algo que contribuya continuamente, no en campañitas, con la comunidad que permitio que tengas los estudios que recibiste? ojala que si."
¿¿De verdad pensás que un profesional que se recibe en una Universidad Pública debe devolver en pos de agradecimiento algo a la sociedad gratuitamente?? Vos, leiste alguna vez el significado de la palabra "Estado"?? o en su defecto ¿¿la de la palabra "Esfuerzo"? las dos cosas no son gratuitas. En fin, el trabajo es trabajo y debe ser remunerado, te recibas donde te recibas, sino sería trabajo comunitario o ad honorem. Nada, no diferenciemos en donde no hay diferencias. Celebra los logros y el esfuerzo de los demás. Vas a ser mucho más feliz. :-)

Anónimo dijo...

el estado lo formamos nosotros, los ciudadanos, no el ocasional grupo que cada cinco años ejerce el poder. una sociedad, compuesta de gente que obvia de donde vino lo que ha recibido y lo olvida, creyendo que es natural que subvencionemos su educación, es una sociedad que muestra el respeto que nosotros, los latinoamericanos, mostramos ante los animales.esas excepciones notables, como la de almirante brown, deberían hacer pensar que nuestro esfuerzo puede ser revertido en favor de comunidades pobres como las nuestras. nunca mencioné que su trabajo debería ser totalmente gratuito, sino que, ayudando a la gente que lo ayudó a terminar sus estudios, podría demostrar que los estudios no están desligados de la moral común que todos debiéramos seguir.
me llamo jorge, mónica. y tienes razón... no puedo ser feliz ante tanta indiferencia ante la gente y los animales que sufren. suerte la tuya. hasta luego.

Anónimo dijo...

oye jorge, decís que no podés ser feliz ante tanta indiferencia ante los animales. Decime: a cuántos animales abandonados has rescatado, curado (es decir llevado al veterinario) y encontrado un hogar??
Espero que hayan sido muchos.
Supongo que vos trabajás sin cobrar un peso, no?
Andá...

Anónimo dijo...

Hola, maullaré mi comentario con respecto a este tema: yo creo que hay casos y casos. Estoy totalmente de acuerdo con que TODOS los profesionales cobren por su trabajo porque llegar a serlo les ha costado esfuerzo, dinero y mucho trabajo, además que para eso han estudiado: para ganarse la vida con lo que les gusta hacer, que es realizar su profesión. Pero eso por eso no creo que dejen de ser solidarios y contribuir con (en este caso) los animales que estan sufriendo y no tienen a nadie que les pague la consulta o en algunos casos, la eutanasia. He visto veterinarios que cobran igual a un persona que se ha encontrado un animal sufriendo en las calles y que necesita ser atendido que a otra que llevó a su perro o gato que tal vez compró y que por lo tanto sí tiene dinero para pagar consulta y todo. (es un ejemplo). Entonces hay que diferenciar entre un animal sin dueño o con un dueño de muy bajos recursos y otros. En mi opinión todos los profesionales deberían dar aunque sea una horita de su trabajo al mes gratuitamente para ayudar a la sociedad en general que los necesita tanto. Felicitaciones al Dr.G por su blog! María de ALCO.